Dulces Revelaciones

10:34:00

A veces las malas experiencias son las que nos dejan lecciones mas importantes, aprendemos de ellas y cambiamos nuestros caminos, mejoramos nuestras visiones y construimos escudos mas fuertes.
No siempre hay resultados inmediatos, habrá que esperar tal vez unos años para contemplar el resultado de ello, no hay triunfo para los desesperados.


                                     
                                                                       Handmade coord

Este fin de semana asistí a una Tea party en Yoyogi, la invitación era abierta en facebook organizado por lolitas japonesas, dentro del evento podías rentar una mesa para colocar tu stand de venta ya sea de handmade o de cosas de segunda, dado que mi economía está por los suelos pensé que sería una gran idea y aun si no vendiera nada es importante asistir a estos eventos para darme a conocer, promocionar mi arte e invitar a la gente a mi próxima exposición, es parte de mi trabajo pues mostrarme en estos eventos.

Hacía mucho que no iba a Tokio y menos a un evento lolita, así que estaba ansiosa por esto y me fuí muy temprano para tomarme mi tiempo de caminar al lugar ya que no queda cerca de ninguna estación y debía atravesar todo el parque yoyogi para llegar, siendo domingo me imaginé que el ambiente del parque sería ideal para almorzar antes de llegar a la reunión, y así lo hice.
Sentada en el parque muchas cosas pasaron por mi cabeza; esta semana obtuve mi nueva visa para una estadía de 3 años más en Japón, eso me hace pensar mucho en mi trabajo y lo que debo hacer, comiendo mi sandwich sentada en una banca bajo los arboles sentí "algo" que me hizo impacientarme y no sabía porque.



                             


Empecé a cuestionarme muchas cosas, lo que estoy haciendo para promover mi trabajo y con quien lo hago, mi público, mi intención como artista,  mi meta y como esta semana me había pensado en diferentes caminos para llegar a ella, era como tener muchas piezas de un rompecabezas que no encajaban entre si.






Llegué al evento, llego la anfitriona, me deleité con la mesa de postres hermosamente decorada y la ubicación del lugar con paredes de cristal que daban al parque, pero en cuanto llegaron las demás me sentí fuera de lugar, no solo por ser la única extranjera o no conocer a nadie, simplemente algo me dijo que no debía estar ahí, sin prestar mayor importancia  puse mi stand y me senté a tomar algunas fotos pero la sensación no se iba, mas gente llegó y puso su stand, todos platicaban ya que eran viejos amigos, yo era la única desconocida entre los asistentes.
Me puse a hacer una de las cosas que mas me gusta hacer: observar, me encanta parecer invisible y observar lo que pasa a mi alrededor, eso siempre me da ideas nuevas, me inspira, me divierte y me permite aprender mucho; Entró una lolita con uno de los print que mas me gustan y me dije que nunca pude tenerlo, pero ya no lo quería así como ya no quería nada de brand, así como había aceptado que no me interesan mucho los fashion show o las modelos o el ambiente de la moda, no tengo gusto ni sentido de moda, eso nunca me importó. nunca lo entendí aunque trate de que así fuera.






Estaba fuera de lugar, miré mi mesa llena de mis flayers, de mis accesorios de mis ilustraciones y aunque eran de aire lolita no sentía que pertenecieran ahí, sentía que ellas no los deseaban y que yo no deseaba que ellas los tuvieran, así una revelación me golpeo la cabeza: "Mi camino no es el lolita"

Tras ya varios años de estar en esta moda he pasado por casi todas las etapas y he usado todo lo que he querido, he hecho todo lo que deseaba y ahora solo me entrego a disfrutarlo, pero ¿es realmente el lolita lo que disfruto? No, es  hacer mis vestidos sean o no "lolita", es usar mis diseños, es poder haber encontrado la manera de usar estilos de las épocas que tanto amo en una era moderna, es encontrar gente que también ame estas épocas, es tomar el te en compañía de esas personas o a solas con mis lindos vestidos, es asistir a exhibiciones de arte, hacer sesiones de fotos y divertirme con ello, es hacer de mi vida una obra de arte. Si el lolita coincide con esto es mera casualidad, pero no es puramente lo que busco.


                                                  



Me sentí incomoda el resto de la reunión, intenté hablar con algunas personas pero no mostraban interés en mi, era una extraña en un viejo circulo de amistad y confianza, no había espacio o humor para forasteros.
Una cara conocida llegó poco antes de que todo terminara y me sentí un poco mejor, hubo mas plática pero la sensación de no pertenecer ahí no se fue jamás.




                             

Al termino del evento sentía algo de nauseas, no era por comida, no era por enfermedad, era por haberme dado cuenta de algo que me estuve negando por mucho tiempo, era por pensar algo que movía todo mi mundo, ¿Había escogido mal?  ¿ Era Japón el país correcto para esto?
Tal vez eran los meses duros que estoy pasando, tal vez eran tantas recientes experiencias amargas, no lo se, pero todo de repente encajó, las piezas de pronto estaban unidas y pude ver lo que había hecho inconcientemente esta semana,  un nuevo camino se abrió ante mi y simplemente sin fijarme lo seguí, para cuando me di cuenta ya estaba recorriendolo.


Fui con mi amiga a harajuku, pasamos por laforet y el paraíso lolita, no me movía nada, hacia mucho que no iba a harajuku porque no deseaba hacerlo, en vez de ello deseaba ir a tomar el te, remodelar mi casa con aires victorianos, hacer mis vestidos, comprar nuevos juegos de te, pintar pintar y pintar... y una sonrisa me invadió.


                                         


No lo estoy abandonando, realmente creo que nunca dejare de estar vinculada con el lolita, pero ahora se que mi arte no puede ser englobado con el titulo "lolita" si bien es mi inspiración no es la única, si bien me trajo a este camino ya he soltado su mano,  aunque deseo que la gente sienta este estilo con mis ilustraciones no es exclusivo, hay mucho mas, yo estoy enamorada de las épocas antiguas y deseo vivir de ello, el lolita me ayuda y me hace conocer personas dentro de este mismo deseo, pero no comparto ya las emociones principales.

Quiero serme fiel y hacer lo que me hace feliz, este día pasé tragos amargos en esa reunión, siendo ignorada por los demás, pero eso me dio el golpe de realidad que necesitaba y me di cuenta de cosas importantes, mucho pasó esta semana pero no lo había visto hasta este día.


                                          


A veces las malas experiencias son las que nos dejan lecciones mas importantes, aprendemos de ellas y cambiamos nuestros caminos, mejoramos nuestras visiones y construimos escudos mas fuertes.
No siempre hay resultados inmediatos, habrá que esperar tal vez unos años para contemplar el resultado de ello, no hay triunfo para los desesperados, yo apenas estoy iniciando mi camino pero tendré paciencia, amaré todo lo que haga y me seré fiel para llegar ahí.

Gloria Copetillo.



You Might Also Like

7 comentarios

  1. Oh, Gloria! cuánto te entiendo. Es cierto que a veces en un mundo donde hay gustos tan diferentes y encuentras una comunidad te sientes en casa... Por un tiempo. Una breve anécdota fue que siempre me gustó la moda gótica, vestidos largos, usar corsés, y aparte la combinación con lo contemporáneo como las cadenas, las botas largas y con hebillas, etc. La gente era cool para mi y me sentía genial al respecto. Pero conforme fui creciendo -incluso mi padre me apoyaba en vestirme así- me di cuenta que no era lo mío ya; no me gustaba salir a altas horas de la noche ni aguantar el tabaco de muchos de mis amigos, ni siquiera el lenguaje que usaban para expresarse ya. Me di cuenta que la convivencia con las personas que quieres y que aceptan una forma de vida no tiene nada que ver respecto a la moda.
    Ahora que el lolita esta en mi vida he querido experimentar convivir con más lolitas, pero desgraciadamente no he tenido oportunidad por cuestiones de tiempo. Sin embargo, he ido a conciertos, a cenas románticas con amigos o en cumpleaños en lolita, me aceptan como soy e incluso les agrada que siga mis sueños acerca de cómo vestirme.
    Te comprendo y disculpa si me excedí un poco en hablar de mi, quería comprartirte esto. Gracias por compartir tu también tan hermosa sinceridad en tus palabras. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que tomaste esa mala experiencia como algo reflexibo, me gusto mucho la frase
    "No hay triunfo para los desesperados" Estoy en las mismas con eso de hacer ejercicio XD y con lo de mi proyecto de arte, si quieres triunfar en ello lo mejor es trabajar con otras personas en colectivos de arte o ilustrar libros de niños para alguna editorial, eso eslo que yo he visto con mis compañeros de la carrera, aunque de cierta forma yo no he querido desenvolverme, realmente no me importa ser reconocida, sería lindo pero no me veo viviendo de mi arte, sólo me gusta crearlo, sería bueno ganar dinero con ello, pero si no se puede pues no me entristece, yo aun no se si mi arte me lleve a algún camino pero lo sigo haciendo y creo que eso eso es lo que importa, como dice buda: "No hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino" Nunca sabes lo que te depara el destino, tu sigue adelante con tus sueños :)

    ResponderEliminar
  3. animo, si bien algunas veces debemos soportar la lluvia de uan tormenta muchas veces el arcoiris que sale despues es hermoso, tu animo, sigue haciendo lo que amas , con o sin nobre, no todo tiene que encajr exactamente como un cuadrado en algo
    puedes ser tu y ser feliz con lolita, con moda victoriana o con la manera como gustes estar, mientras te haga feliz eso es lo que realmente importa >x<

    ResponderEliminar
  4. A mi me pasa que aún estoy en busca de mi identidad como "artista", como creador. Cada vez que dibujo, dibujo cosas que son muy diferentes entre unas y otras. A veces pensaba si eso estaba mal en mi, en no tener un estilo definido, en no saber que es "eso" especial que me va diferenciar de los demás y que me va hacer brillar por ello. Yo observo todos los que crean y que tienen su estilo muy propio, muy suyo y me pregunto si debería empezar a dibujar o crear de esa manera, de "sentar cabeza" con estilo particular, o simplemente no ponerme ese limite, de seguir haciendo las cosas como salen en ese instante, sin preocuparme si no se parece en nada a lo demás. También me incómodan las etiquetas, hay gente que parece que las necesita para entender mejor las cosas, pero es realmente incómodo etiquetarse o "encasillarse" en algo. Aún no se muchas cosas, creo que uno esta en un constante cambio, conociendose. Creo que cuando las cosas deban pasar, pasarán. Me alegra que hayas crecido un poco más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo a la prefección y creo que es algo por lo que todo artista pasa, la búsqueda de su propio estilo, su marca, el trazo con el que la gente reconocerá su trabajo, pero la verdad es que no todos la tienen lo suficientemente marcada como para eso, yo creo que es mas importante hacer lo que amamos, lo que disfrutamos y mejorar cada día sin importar que estilo usemos, dejando de lado las etiquetas, solo hacer, disfrutar y dejar que quien pueda apreciar nuestro trabajo lo disfrute también.

      Eliminar
  5. Hola Gloria! Te escribo desde el trabajo así que no se que cuenta te aparecerá como comentario xD
    Anyway, me pongo de pie y te aplaudo! Por el valor y el coraje de tus sabias palabras. Es algo triste y tan alegre y lleno de vida a la vez toda la situación. Pero es real y tangible, pero no por eso es malo; es bueno, y está bien.
    Yo pasé por lo mismo hace un par de meses. Durante años me sentí una extraña en el lolita. Lo adoraba, aún ahora en tumblr, blogs y face me encuentro con cosas que me encantan; pero no me llena. Y si bien me guió en muchos caminos de mi vida, abrió nuevas puertas y me enlazó con buenas personas, también me enseñó a que puedo andar sola disfrutando de esos pequeños placeres de la vida que por azares del destino son vinculados con el lolita, y los cuales yo ya disfrutaba brevemente.
    El lolita no me ha cambiado para mal, al contrario. Siempre me sentí una extraña entre extraños; y aunque sigue siendo así (xD), ahora sé disfrutarlo sin preocuparme por mi soledad. Me hizo adentrarme muy profundamente en las cosas que me gustaban y hasta me enseñó a hacer compras complicadas por internet y hasta un poco de japonés (xDDD).
    Si me gusta el lolita? Claro que me gusta! Pero no es mi vida. Y a pesar de todo le agradezco tanto por haber contribuido tanto en la persona que soy ahora.
    Nunca fuí una lolita "en forma", "hecha y derecha", con que trabajo tenía unos cuantos ops, los amaba locamente, pero soy multi-estilos, y el lolita es solo una parte de mi.
    Gracias lolita por pertenecer en mi vida, gracias más por permanecer; pero debo de dejarte ir, y si un día nos volvemos a encontrar y mi cuerpo vuelves a cubrir, te recibiré con la misma alegría de siempre.

    Te escribe, una artista frustrada, una apasionada de la vida, una loca por japón, una viajera del tiempo, una fashionista de otro mundo, pero sobre todo una amante del arte y de todo lo que conlleva<3

    Elena V.

    ResponderEliminar
  6. Es genial, siempre me sorprendo cuando leo tu blog porque a veces tienes unas reflexiones muy profundas y me haces reflexionar a mí. Yo no estoy tan segura de qué es lo que me gusta más en el Lolita porque soy muy nueva y no lo he probado todo, pero suena a que tenemos personalidades parecidas así que es posible que en unos años llegue a sentirme como tú, como que el Lolita ya no puede contenerme. Por ahora sigo construyendo mi camino y tratando de encontrarme a mí misma. Te admiro mucho por reconocer las señales y reconocerte a ti. ♥

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinion